Recientemente cumplí 28 años y claramente no estoy ni remotamente en el lugar en donde pensaba que iba a estar hace 10 años. No soy dueña de ningún imperio, no estoy casada, ni tengo los 3 hijos que para esta edad ya debería de tener.

En una comida con mis amigos me di cuenta que casi todos compartían mi sentir, un sentimiento de insatisfacción, una crisis de tener casi 30 años y no haber conseguido ni un poco de la estabilidad de la que gozaban nuestros padres a esta edad. ¿Qué es lo qué pasaba? Todos gozan de buena salud, de una entrada económica estable, rentan algún departamento y viajan con frecuencia ¿De dónde venía esta crisis de ansiedad de no querer estar en el lugar que estaban?

Resulta que la crisis de los 27 o finales de los veintes, es algo muy real.

Los rasgos característicos de esta fase son la inseguridad por el futuro, el cuestionamiento sobre uno mismo y la frustración por las metas no alcanzadas

bf22dc7c5d1c7e42f04139048b15b934

Aparece principalmente en las mujeres pues consciente o inconscientemente la sociedad y el reloj biológico atacan en conjunto para decir que a los 30 años si no estás casada o con hijos tienes que ser una mujer de negociosos exitosa. Por el otro lado, aquellas que se casaron jóvenes y tienen hijos se encuentran en una crisis de cuestionamiento de no ser las mujeres emprendedoras que querían ser.

Estas son las señales que en definitivo estás pasando por una crisis de cuarto de vida.

  1. El Tiempo es limitado

Una de las primeras señales de la crisis de los veintitantos es que por primera vez en la vida el tiempo parece limitado, tienes mucho que hacer y tan poco tiempo, además empiezas a lamentar las oportunidades pérdidas, ¿Por qué no me fui a este viaje con mis amigos cuando podíamos? ¿Por qué no tome ese trabajo? ¿Qué hubiera pasado si le hubiera dicho que sí a esa persona? Lamentas estas encerrado horas en el trabajo, quieres viajar, hacer, antes de que sea demasiado tarde. La vejez empieza a ser real.

  1. La vida laboral ¿No es lo que creías?

Al inicio de tus 20´s la vida laboral representa sólo un medio para conseguir lo que realmente quieres: viajar, tener el suficiente dinero para poder irme a… (Escoge tu destino), este trabajo me dará experiencia para después aplicar al trabajo de mis sueños. Sin embargo, al final de los 20´s tu vida laboral es una realidad, es una necesidad para seguir sobreviviendo. Deja de ser un medio temporal para convertirse en una de las partes más importantes de tu vida. Te das cuenta que ese trabajo en donde tenías que trabajar 3 horas a la semana y te convertiría en millonario sólo existía en tu mente. El trabajo es rutina, constancia y disciplina.

 

  1. Estabilidad económica

Por primera vez empiezas a pensar en un patrimonio, a finales de los 20´s llega una extraña sensación de querer tener algo realmente tuyo. Por fin entiendes lo que es trabajar tan duro para obtener dinero, quieres seguridad, necesitas seguridad. Comienzas a ver departamentos, casas, autos, seguros, nuevas tarjetas, lo que sea que incremente tu dinero y te dé un poco de la seguridad que hace algunos años no buscabas.

 

  1. Las parejas son DEMASIADO serias

Se acabó el tiempo en que estabas con alguien simplemente porque te gustaba como se vestía, ahora cualquier pareja que lleves y no veas futuro con él/ella es sinónimo de perder tu tiempo. Tu familia y amigos no quieren verte “perder el tiempo” con esa persona que ama demasiado las fiestas, inconveniente que nadie veía hace unos años ahora es referente a que no sabes a dónde quieres ir en la vida. La próxima pareja que tengas puede ser el padre o madre de tus hijos. Pánico.

1d8c3e41409cc1a3b4113c3c78aae6c1

Para su salud mental esta crisis suele pasar y entras a una etapa de reconciliación y aceptación por quien eres, lo que haces y los resultados que has tenido hasta ahora la vida no es tan mala como pensamos y cualquier elección que tomemos es la correcta.

Rebeca Martínez