El 23 de Abril se llevaron a cabo los comicios en Francia, la presidencia se disputa entre los siguientes candidatos:

Las encuestas se perfilaron entre cuatro principales candidatos: Emmanuel Macron, Francois Fillon, Marine Le Pen y Jean-Luc Mélechon, (y mientras más se acercaban las elecciones de la primera etapa más terreno ganan los últimos dos)

Pero algo aprendido desde 2016 es no confiar del todo en las encuestas, ya que entre el voto “apenado” (aquel que dice ante el encuestador lo que le parece políticamente correcto sea o no su opinión) y los métodos tradicionales de encuestar y sondear que se ven rebasados por la comunicación inmediata y las redes sociales, las encuestas se vuelven engañosas, así que el espacio de incertidumbre y expectativa para el pueblo francés fue alto.

La segunda vuelta se llevará a cabo el 7 de Mayo y con la reducción de posibilidades la toma de decisión será más compleja para los votantes.

De los cuatro candidatos favoritos corresponden dos de ellos a la extrema derecha y los otros dos a la extrema izquierda, ¿Por qué se verá forzado a decidir el pueblo francés entre dos posturas radicales opuestas?.

La respuesta viene del miedo, la cantidad de ataques terroristas que ha sufrido Paris en los últimos dos años ha comenzado a radicalizar a la población y a convertirse en parte principal de los discursos políticos, sobre todo en época de campaña y elecciones.

Una prueba de ello fue el ultimo ataque terrorista en el corazón de Paris, la noche del debate antes de la primera vuelta electoral dejó a un policía sin vida y dos hospitalizados, en el altercado que aconteció en Los Campos Elíseos el juego electoral se vio inmerso al ser parte de los discursos y acciones de los candidatos como muestra de la inseguridad en el país.

Cuando el pueblo comienza a perfilar su decisión hacia una postura radical no es sólo una promesa de campaña la que da el voto decisivo, es la firmeza ante varias posturas de sus candidatos.

Marine Le Pen por ejemplo ha sido enfática en buscar la salida de la Unión Europea, rechazar el Euro y volver al Franco así como cerrar sus fronteras, limitar el número de visas y poner especial atención a lo que denomina “crisis de refugiados”

Por otro lado Jean-Luc Mélechon ex diputado socialista afirma la necesidad de convocar a una asamblea constituyente, Mélechon coincide con Le Pen acerca de abandonar la Unión Europea si esta no cambia y sigue dejando atrás a Francia, pero su política migrante es mucho más incluyente.

Con todas las predicciones los resultados de la primera etapa de los comicios son:

Emmanuel Macron quien en campaña sostiene fortalecer la Unión Europea y Marine Le Pen

523006_1

Ante estos comicios el pueblo francés debe tomar una postura, la decisión final está en aquellos que se considera de una postura política “central” y que deberán contemplar con mayor cuidado los planes a futuro de sus candidatos.

El 7 de Mayo marcará los nuevos cinco años de mandato que van a perfilar en mucho el movimiento internacional, tanto por la postura ante la Unión Europea, y como se transformara el Euro a nivel mundial; así como las alianzas y convenios que se tengan pensados con Rusia y Norteamérica y como esto seguirá definiendo el campo de batalla Sirio; de manera interna la forma en que ambas posturas se muestren frente al mundo empresarial puede cambiar por mucho el panorama para los franceses.

Amaranta Marentes