Entre el verdor de avenida Reforma, a la altura del Museo de Antropología e Historia se encuentran varias esculturas.

Salvador Dalí engalana con su surrealismo el ancho de la calle.

 

Los árboles que rodean la calle a su vez le dan un toque mágico a cada uno de los personajes hechos de metal por las manos de uno de los artistas que han marcado la historia.

Si usted se encuentra en la ciudad no pierda la oportunidad de ver en medio de la calle todas y cada una de las piezas que el Museo Soumaya y la Fundación Slim con apoyo de la Secretaría de Cultura dejaron a plena vista.

Amaranta Marentes